lunes, 16 de mayo de 2011

Aquellas pequeñas cosas .-

Uno se cree
que las mató

el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.

Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
me acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como a hojas muertas

que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.

Como un ladrón
te acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como a hojas muertas

que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

1 comentario:

  1. Gracias por seguirme, me encanta tu blog.
    Te sigo (:
    besos.

    ResponderEliminar

Seguidores